Con más de 175 participantes de diversas partes de la república, así como de diversos países dio inicio el programa de formación lingüística para correctores de estilo con la sesión “Cómo normar tu criterio de corrección”. Esta fue la primera de dos reuniones remotas y sin costo que ofrece Editamos-CANIEM en un esfuerzo por apoyar a los profesionales de la edición en estos tiempos de Covid-19.
 
Para comenzar, la coordinadora de Gestión Académica de Editamos, Leticia Arellano, dio la bienvenida a todos los asistentes. La expositora, Silvia Peña-Alfaro, planteó de entrada el objetivo de la reunión, el cual fue motivar mediante algunos casos la reflexión del grupo sobre el tema. En este sentido, se plantearon ejemplos que suelen suscitar dudas como pánel (con acento) frente a panel (sin acento), Internet (con mayúscula) frente a internet (con minúscula), el género de la palabra internet (el internet frente a la internet), entre otros muchos otros casos.
 
Estos ejemplos dieron pie para que la ponente abordara temas como norma y uso de la lengua, así como el de las fuentes de consulta autorizadas. En un momento, dado Silvia Peña-Alfaro lanzó la siguiente pregunta retórica: “Por cierto, ¿cuál es la normatividad lingüística vigente?”. A esto la maestra anunció que se abrirá próximamente un curso denominado “Corrección de estilo”, en el que se podrá profundizar en este y otros temas de vital importancia para el corrector.
Esto dio pie para que la expositora hiciera alusión a las “respuestas matizadas” a las que se refiere el Diccionario panhispánico de dudas. Finalmente, subrayó que no basta con que el corrector tenga una excelente intuición lingüística. Es necesario que “cuente con la competencia para saber investigar a fin de tomar decisiones informadas fundadas en argumentos sólidos”.
Después de la presentación de la ponente, se abrió el chat y el micrófono de los asistentes, quienes formularon preguntas muy interesantes: ¿Qué pasa con el diccionario de María Moliner?; ¿Por qué se usa la palabra evento con el sentido de una reunión programada cuando que este término alude, en principio, a eventualidad, es decir, hecho imprevisto o que puede acaecer?; ¿Qué es el estilo?; ¿El corrector puede interferir con el estilo del autor?, entre muchas otras cuestiones.
Al final de la reunión Leticia Arellano agradeció a los participantes su asistencia y los invitó a la segunda sesión gratuita titulada “Deberes y derechos del corrector”, la cual se llevará a cabo el próximo miércoles 22 de abril a las 10:00 h (zona horaria de la Ciudad de México). Por su parte, la maestra expresó su reconocimiento a todos los asistentes y agradeció la presencia de Víctor Manuel Meneses, experto en sistemas de la Caniem, por su valiosa ayuda técnica durante la reunión.
El chat de la sesión se llenó de mensajes sumamente gratificantes en donde los participantes expresaron su satisfacción por la sesión:
“El curso me pareció excelente, la Lic. Silvia Peña Alfaro es una maestra increíble, es culta y tiene la habilidad de atrapar la atención de la gente a pesar de las limitaciones debido a la distancia, es muy clara en los conceptos y paciente para aclarar las dudas de forma detallada, trabajo en la Unidad de Evaluación y Control de la Auditoría Superior en la cámara de Diputados. Felicidades por este curso que me abrió una perspectiva del lenguaje que no tenía. Solo me queda agradecer el haber tenido esta oportunidad” Ma. Guadalupe Gutiérrez David.
“Aunque tenía grandes incógnitas sobre sí el curso pudiera ser aburrido, debo decir que fui sorprendida por la gran experiencia que como docente demostró ser la maestra Silvia Peña-Alfaro, quien ingeniosamente desarrolló en paralelo tener una didáctica pedagógica para presentar algunas láminas que fueron ejemplos sencillos y que después dieron paso a que los asistentes hicieran preguntas elaboradas al término de su presentación; al mismo tiempo, la maestra nos mantuvo atrapados con su gran sabiduría. Estoy segura que este experimento de laboratorio virtual para la enseñanza funcionó para quien la escuchamos y, seguramente vendrán otros cursos que afiancen la educación a distancia en el gremio editorial.  Si bien, la industria editorial en general no estamos acostumbrados a ello, hoy tenemos que hacer uso de habilidades tecnológicas y de docencia para encarar la emergencia sanitaria y continuar aprendiendo a pesar del encierro. Felicito a la maestra Silvia por su capacidad didáctica para la enseñanza y mostrar que la tecnología puede ir acompañada de un aprendizaje placentero”, Ixchel Delgado.
Se contó con la participación de asistentes virtuales radicados, además de la Ciudad de México, de lugares tan diversos como: Perú, Ecuador, Inglaterra, Argentina, Sonora, Baja California, Cancún, Guadalajara, Guanajuato, Chiapas, Texcoco y Puebla.
Y esto es solo el principio puesto que ya están abiertas las inscripciones para el próximo curso “Corrección de estilo”, que impartirá la maestra Peña-Alfaro en los meses de mayo y julio. Para cualquier información, pueden comunicarse con Leticia Arellano a su whatsapp: +52 1 55 7537 8695.