Dibujo 2809.

El lugar para reunirlos será la Casa Refugio Citlaltépetl
 
La Casa Refugio Citlaltépetl, recinto de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCDMX), se abre como espacio de rehabilitación de libros que fueron rescatados de los escombros de inmuebles afectados, específicamente el ubicado en las calles de Ámsterdam y Laredo, colonia Condesa, donde falleció la escritora Lorna Martínez Skossowska, además de otras personas.

Hasta el momento se han recuperado libros de la propia escritora, del economista Néstor Fernández Verti, del tataranieto de León Trotsky, Santiago Mohar Volkow, y del fotógrafo Wesley Bocxe, cuya compañera de vida falleció en el sismo. Todos habitaban el edificio de Ámsterdam y Laredo.

Familiares de Lorna Martínez, así como Santiago Mohar Volkow y Fernández Verti en persona, aceptaron la propuesta de la Casa Refugio Citlaltépetl (CRC) para que los libros se rehabiliten por la brigada de jóvenes voluntarios, y que parte de sus bibliotecas se queden en este espacio.

“A todos les entusiasmó la idea de que sus libros sean atendidos (…) vamos a formar una biblioteca en homenaje a las víctimas del 19 de septiembre que lleve el nombre de la escritora Lorna Martínez Skossowska”, anunció María Cortina, Coordinadora Interinstitucional de la Secretaría de Cultura Capitalina. Asimismo, hizo un llamado para que: “aquellos que hayan rescatado algunos libros de los escombros o bien de los edificios que van a ser derrumbados, los traigan aquí, donde serán limpiados, estabilizados, inventariados y catalogados para posteriormente crear la biblioteca”.

Hasta el momento, la CRC ha recibido alrededor de 2 mil libros para su rescate, conformando una biblioteca heterogénea que incluye literatura, economía, historia, política, contabilidad, fotografía y programación. Para ello se conformó una brigada cultural de rescate de libros que decidió sumarse al esfuerzo; el primer grupo de voluntarios está integrado por estudiantes de las carreras de Historia, Bibliotecología y Letras Hispánicas de la UNAM.

La consolidación de la biblioteca requerirá varias etapas. La primera es una valoración a simple vista de los libros; en la segunda se trabaja en ordenarlos, inventariarlos y limpiarlos del polvo, las piedras y vidrios, así como separar los que tengan hongos o humedad, para posteriormente estabilizarlos, catalogarlos y clasificarlos con apoyo del Archivo Histórico de la Ciudad de México y ADABI.

En este recinto de la colonia Hipódromo-Condesa los ejemplares podrán ser consultados por vecinos que hayan perdido material bibliográfico en las acciones de desalojo de inmuebles en situación de riesgo tras el sismo, quienes podrán reclamar los que sean de su propiedad; el acervo no reclamado y con vida útil, permanecerá en la Casa Refugio Citlaltépetl.

 
* Con información de Prensa de Secretaría de Cultura de la CDMX