En conferencia de prensa en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM); Jesús Galera Lamadrid, tesorero de la Cámara y coordinador de la Comisión de estadística de la CANIEM; Alejandro Ramírez Flores, director general de la Cámara; Arturo Ahmed Romero, director de Editamos; así como Claudia Alcalá Escamilla, coordinadora de Estadística y Análisis de Datos de EDITAMOS; presentaron los principales indicadores del sector editorial privado en México correspondientes al año 2017, así como una estimación de venta para 2018.
Durante 2017, los editores del sector privado registraron una producción de 134 millones de ejemplares, lo que representa un decremento de 2.2% con respecto al 2016; de esos 134 millones de ejemplares, 42 se destinaron a los programas de Libros de texto gratuitos para Secundaria y Programa Nacional de Inglés.
Por su parte, la producción de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos CONALITEG (que se distribuye de manera gratuita para la enseñanza básica) alcanzó los 159 millones de ejemplares, por lo que al sumarlas conjuntaron una producción de 294 millones de ejemplares, en números redondos; esto representó una reducción en la producción del sector editorial privado de 4 millones de ejemplares, mientras que la CONALITEG incrementó su producción en 19 millones de unidades.
En lo que se refiere a la producción editorial por tipo de edición, en 2017 se produjeron 24,527 títulos, con una disminución de 2% con respecto al año anterior. Los títulos de novedad ascienden a 28% de la producción, mientras el 72% restante corresponde a reimpresiones y reediciones. Con respecto al año anterior, 2016, se registró un decremento de 2.2%, derivado de la reducción en la producción de novedades de 8.4%, que equivale a 3.5 millones de ejemplares menos.
Por otra parte, la producción de reimpresiones se incrementó en 410,000 ejemplares (0.4%). En general, se observa una reducción continua desde 2013, año en que la producción fue de 145 millones, 9 millones más que en 2017.
En cuanto a costos de la producción de ejemplares, en 2017 se invirtieron 2,891 millones de pesos (mdp), lo que representó un incremento de 1.2% respecto del año anterior; este aumento se presentó sobre todo en el costo de producción de ediciones propias y coediciones, con una variación de 1.7% y 56.2%, respectivamente. Por otra parte, es de destacar que el valor de producción de los libros producidos para la CONALITEG disminuyó 11%.
Respecto a la venta de ejemplares, en 2017 las editoriales del sector privado en México registraron una venta de casi 136 millones de ejemplares. Esta cifra es la mínima observada en los últimos cinco años. Desde 2013, se han dejado de comercializar más de 11 millones de libros. El decremento de un año a otro se registra tanto en las ediciones nacionales como en las ediciones de importación, y son estas últimas las más afectadas.
En el rubro de facturación neta, la generada en 2017 fue de 10,125 mdp, lo cual implica el primer incremento frente al año anterior, que se registra en los últimos cuatro años. Dicho aumento es de 0.9% y corresponde a la venta de ediciones nacionales (0.6%) y a la venta de libros de importación (2.6%). Al comparar 2013 con 2017 se observa una reducción en la facturación de ediciones nacionales: de 9,316 mdp en 2013 a 8,544 mdp en 2017. Las ediciones de importación se han mantenido en cerca de 1,500 mdp de venta.
En cuanto a la clasificación temática de las ventas, al igual que los años anteriores, la de libros de educación básica fue la que obtuvo la mayor venta: en 2017, correspondiente a 43% de los ejemplares y a 41% del valor de facturación. En segundo lugar, se ubican las ediciones de enseñanza de la lengua inglesa, que participaron con 17%, tanto de los ejemplares como del valor de venta. Acumulados, los libros de enseñanza básica y de inglés representan 61% de la venta de ejemplares y 59% de la facturación del sector editorial privado. En tercer lugar, se ubican los libros de interés general –literatura, ficción, infantiles y juveniles o desarrollo personal–, con 23% de los ejemplares vendidos y alrededor de 22% de la venta.
En cuanto a los principales canales de comercialización del sector editorial privado tenemos:
•          Gobierno. Históricamente este canal ha sido el principal comprador de ejemplares del sector privado. Sus compras sumaron 32% del total. En los últimos cinco años dichas compras se han mantenido por encima de los 40 millones de ejemplares. Por otra parte, es importante destacar que la venta que se hace por medio de este canal representa únicamente 10% de la facturación del sector.
•          Librerías. Este canal se ha mantenido como el segundo más importante y en 2017 presentó un incremento de 1% respecto de 2016. Es el sector que aporta el 35.6% del total, la mayor facturación de las editoriales.
•          Escuelas. Los ejemplares vendidos en escuelas significaron 17% y también aumentaron 1%.
 
Por otra parte, la venta de ediciones digitales continúa con incrementos anuales, registrándose en 2017 un aumento de 21%, debido al alza en la venta de ediciones de fondo y de novedad. Desde 2013, el incremento en la facturación de ediciones digitales ha sido de más de 120 mdp. La suma de la facturación de las ediciones impresas y las ediciones digitales asciende a 10,272 mdp, de los cuales las ediciones digitales participan con 1.4%.
En cuanto a empleo en la industria, para el año que comentamos, 2017, se tuvo una disminución en el número de empleados contratados en el sector editorial privado, tanto los de base (1.6%) como los eventuales (13%). De la misma manera, los contratos celebrados con colaboradores freelance y otras empresas presentaron un descenso de 4.3%. Esto implica una baja en el empleo general de 3.1%, en comparación con 2016.
Finalmente, en los indicadores del sector editorial privado en México de este año se integra una auditoría de venta proporcionada por BookScan, que audita semanalmente las ventas por ISBN en las principales librerías de México. Esta empresa inició sus mediciones en la última semana de marzo de 2018. De abril a septiembre, las librerías auditadas por BookScan suponen 53% de las ventas totales de los puntos de venta.
Para 2018, Nielsen estima que en el total del canal de venta de librerías se venderán 21.1 millones de ejemplares, equivalente a una venta en caja de 4,229 mdp. El precio promedio general de venta al público es de $200.19. Los datos auditados representan 124,080 ISBN distintos. Los datos compartidos por Nielsen indican que los 500 títulos más vendidos (0.4% de los ISBN vendidos) representan el 32.8% de los ejemplares y 29% de la facturación.
Los datos presentados en la auditoría se agrupan básicamente en cinco categorías: ficción para adulto, no ficción para adulto, dividida a su vez en académicos y para público en general; las ediciones infantiles y juveniles; y finalmente los títulos inclasificables, en los que se agrupan todas aquellas ediciones que no tienen metadatos completos. Estos últimos representan 23% de las unidades vendidas y 17% de la facturación. Cabe mencionar que la fuente de metadatos que Nielsen utiliza es la plataforma Libros México, de la Secretaría de Cultura federal.
 
Cifras generales de ISBN en México 2017
De acuerdo con la información generada con el registro del ISBN, en 2017:
•          Se registraron 26,418 títulos (12% menos que en 2016).
•          Hubo 1,902 solicitantes de ISBN (17% menos que en 2016).
•          El 63% de los ISBN se clasificaron principalmente en dos temáticas: ciencias sociales, y literatura y retórica.
•          El 24% de los ISBN registrados fueron para formato digital. El 76% restante se otorgó a títulos para impresión (90% de los cuales se imprimieron en offset).
•          El papel para impresión más utilizado fue el bond (77.6% de los ISBN otorgados), seguido del papel esmaltado o couché (12.6% del total).
 
Publicaciones periódicas. Actividad comercial
Finalmente, datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que el sector de publicaciones periódicas ha registrado una baja constante en valor y también en volumen de ventas. Su venta, de 233 millones de piezas en 2007, disminuyó a 67 millones en 2017. De igual manera, el valor de venta de estas publicaciones ha disminuido: se calcula que entre 2007 y 2017 el decremento fue de 166 mdp corrientes.