El mercado editorial en Brasil tuvo una caída de 6,21 % en 2019 en relación con el año inmediatamente anterior, al facturar 1.700 millones de reales (unos 414,6 millones de dólares, según un estudio divulgado este lunes por el Sindicato Nacional de Editores de Libros.
El valor vendido en 2019 fue 115 millones de reales (unos 28 millones de dólares) menor que el de 2018, de acuerdo con el informe.
Según el estudio, además de la comercialización de libros, el volumen de ventas también disminuyó en 2019 y se ubicó un 6,4 % por debajo del registrado en 2018.
Las cifras no son alentadoras para un sector que ha afrontado dificultades en los últimos años en el gigante sudamericano y que a finales de 2018 llevó a dos de las más grandes redes de librerías de Brasil -Saraiva y Cultura- a declararse en quiebra y cerrar varias de sus tiendas en el país.
En 2018 la producción de libros también sufrió un fuerte impacto, con una caída del 11 % en la cantidad de ejemplares producidos, que en términos absolutos significó una reducción de 43,4 millones con respecto a 2017.
No obstante, diciembre elevó los ánimos del sector con resultados positivos en comparación con el mismo mes de 2018.
Según el estudio, el mercado editorial tuvo ingresos de 188 millones de reales (unos 45,8 millones de dólares) en el último mes de 2019, lo que supone un incremento de 6,61 % en lo recaudado en comparación con diciembre de 2018.
El volumen de libros vendidos también aumentó en el último mes del año con 4,6 millones de ejemplares comercializados, un 12,37 % más que en el mismo mes de 2018.
La investigación concluyó que si bien en el segundo semestre se buscaron nuevas opciones para reactivar el mercado y lograr "retomar gradualmente" el crecimiento, la estrategia no alcanzó para suplir las dificultades que se registraron especialmente en el primer trimestre del año, lo que llevó a terminar el año con un saldo negativo.
"Así, el año terminó con una disminución del 6,3 % en número de ejemplares vendidos y del 6,2 % en facturación. A pesar de la caída, el mercado logró revertir las cifras dramáticas durante los primeros tres meses del año cuando el panel vio una disminución de 20 % en comparación con 2018", concluye Ismael Borges, gerente de la división Bookscan de la compañía Nielsen, encargada por el sindicato de hacer el estudio.
Los libros más vendidos en 2019 fueron los textos especializados y universitarios (un 29,8 % del total), seguidos de las obras generales (28 %), los de ficción (21,8 %) y los infantiles, juveniles y educativos (20,4 %).
El precio medio de los libros (unos 42 reales o 10 dólares) se mantuvo estable ya que sólo aumentó 1,5 % en 2019 en relación con 2018.
* Con información de EFE / eldiario.es