biblioteca.jpg

Por Alejandro Ramírez, director general de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana

El 25 de este mes se llevó a cabo la presentación de la Encuesta para la medición de la piratería en México. Este trabajo fue realizado por el ITAM a encargo de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura, A.C. (CALC[BG1] ) organización que agrupa a 38 entidades, entre ellas la CANIEM, relacionadas de un modo u otro con el trabajo creativo y la protección del derecho de autor. Esta asociación civil tiene cuatro objetivos prioritarios:

  1. La reforma a la Ley Federal del Derecho de Autor para la aplicación de la Licencia por Copia Privada, la cual tendrá como objetivo que los aparatos, medios y soportes idóneos para reproducir obras protegidas, cuenten con la autorización correspondiente para realizar dicha reproducción de manera legal.
  2. La correcta regulación de los servicios de Internet, a través de una novedosa Legislación que norme a los Proveedores de Servicios de Internet (PSIs) así como los derechos de los usuarios de Internet.
  3. El impulso y seguimiento para concretar la Iniciativa de Reforma del artículo 429 del Código Penal Federal para que la piratería sea un delito perseguible de oficio.
  4. El análisis y estrategias para enfrentar la Iniciativa de Ley para la Protección de los Usuarios de Internet.

 
La encuesta proporciona información sobre siete aspectos culturales que son víctimas de la piratería: música, películas, libros, software, fotografías, pinturas y esculturas. Sobre el tema de la piratería del libro y, por consiguiente, de la creación literaria en todas sus formas, se tienen cifras que resultan preocupantes:

  • Una tercera parte de los entrevistados se declara consumidor de libros, dos terceras partes no.
  • Uno de cada 10 reconoció haber comprado libros piratas en los últimos 12 meses. El 6% vieron, descargaron o compartieron libros piratas en línea.
  • El 31% declaró que adquirieron los libros piratas impresos porque resulta fácil adquirirlos o porque no encontraron el original.
  • El 51% declaró que adquirieron libros piratas en línea por la facilidad de obtenerlo.

Para acceder al trabajo completo remitimos al interesado a http://www.calc.mx/2017
Queda claro que frente a este escenario no sólo es indispensable fortalecer el marco legal de protección al derecho de autor, sino que también es necesaria la creación de políticas públicas que estimulen y faciliten el acceso a la producción editorial legal.