Como cada año, el mundo editorial estuvo expectante ante la celebración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, sin duda, el evento más importante del año para la industria editorial mexicana, por ser la feria del libro más relevante de Iberoamérica y la segunda más grande a nivel mundial.
 
Es sin duda, la FIL de Guadalajara un espacio incomparable, del que debemos estar orgullosos los mexicanos, en especial quienes estamos vinculados de una manera u otra al libro, pues es un espacio que se ha construido a través del tiempo con el trabajo de todos los que en ella participan año con año asistiendo puntualmente a la cita, en que los planteamientos diversos se hacen, se discuten las ideas, se encuentran los libros buscados y no buscados donde se puede escuchar a los autores e intelectuales más destacados de todas las corrientes ideológicas, no solo del idioma español, sino de –muchos otros y de todos los rincones del mundo.
 
En esta ocasión, la edición número 34 de esta feria del libro será una Edición Especial por causa de la pandemia mundial que nos azota, ya que se llevará a cabo, en su totalidad de manera virtual y, aunque la tecnología nos brinda un sinfín de posibilidades más, seguramente la nostalgia por el olor de los libros nuevos y el contacto físico entre autores y lectores será un hito que nos marcará para el resto de las ferias del libro.
 
No obstante, nos corresponde, a todos los amantes de los libros hacer de la 34 FIL Guadalajara un evento inolvidable, pues podremos conectarnos a un excelente programa de talleres, conferencias, presentaciones de libro, conciertos, mesas de debate, actividades y un largo etcétera.
 
Desde aquí, invito a los visitantes para que, apoyen de manera invaluable a la industria editorial adquiriendo ese objeto contenedor de nuestros pensamientos y sentimientos: el libro.
 
Y es que, los libros son el vehículo más importante para el intercambio de ideas, conocimientos e idiosincrasias. La difusión de la lectura y el libro propicia la cohesión social y tiende puentes, siempre necesarios en nuestra sociedad.
 
Con emoción y alegría, los convoco a todos, a que participemos, a que sigamos trabajando codo a codo promoviendo la lectura, y acercando más libros a los lectores del siglo XXI.
 
A nombre de los editores de México deseamos El mejor de los éxitos en esta Edición Especial de la FIL Guadalajara 2020.
 
Gracias.