Con más de 140 participantes de diversas partes de la República, así como de diversos países como Perú, Inglaterra y España se llevó a cabo la sesión “Deberes y derechos del corrector”, la cual forma parte del programa de formación lingüística. que ofrece Editamos-Caniem en un esfuerzo por apoyar a los profesionales de la edición en estos tiempos de Covid-19.
 
Para comenzar, la coordinadora de Gestión Académica de Editamos, Leticia Arellano, dio la bienvenida a todos los asistentes. Por su parte, la expositora, Silvia Peña-Alfaro, comenzó la sesión haciendo un poco de historia para remontarse al año de 1991 cuando la Caniem le solicitó que diseñara un curso para correctores de estilo. “En aquel entonces no nos dimos cuenta de que quizás se trataba del primer curso de esa naturaleza que se iba a impartir en la Ciudad de México y probablemente en el país, así como en otras latitudes de habla española”, relató la ponente. “A partir de ese año continuó— este curso se ha impartido de manera ininterrumpida no solo en las instalaciones de la Caniem, sino también en múltiples casas editoras y universidades del país”.
 
La lingüista mexicana expresó que había sido necesario hacer esa remembranza por la razón de que a partir de esa fecha se comenzó a construir la carta de deberes y derechos de los participantes, que estaba haciendo pública el día de hoy. Subrayó que este documento se había ido nutriendo curso tras curso con la valiosa contribución de todos los participantes a sus cursos. Asimismo, declaró que en la sesión plantearía su propia visión, una visión inédita que contempla el fenómeno de la norma lingüística en un continuum que, más allá de la dicotomía correcto / incorrecto, permite considerar las infinitas coloraturas del lenguaje en sus diversos contextos de comunicación.
 
Durante la sesión nuevamente irrumpió un personaje singular, llamado Gerundito, quien lanzó para sorpresa de los asistentes la siguiente pregunta.

Esto dio pie para que la expositora aclarara una vez más que si bien la norma culta es el modo de expresión por excelencia en contextos formales de uso, el lenguaje se prodiga de múltiples otras maneras para servir a los hablantes en sus diversas necesidades comunicativas. “Y es el corrector quien debe tener la sensibilidad, los conocimientos y el criterio para hacer en todo momento las calibraciones que requiera el texto”, apuntó la maestra.
Después de la presentación de la ponente, se abrió el chat y el micrófono de los asistentes, quienes formularon preguntas muy interesantes: ¿El corrector es responsable de verificar que el autor no incluya en plagio?; ¿El corrector está obligado a verificar las fuentes empleadas en un artículo académico o científico?; ¿En este tipo de textos es válido emplear la primera persona del singular?, entre muchas otras cuestiones.
La maestra fue contestando cada una de las preguntas, pero recalcó que “ante el vasto paisaje disciplinar de los estudios lingüísticos de nuestro tiempo y ante la irrupción del ecosistema digital, es imprescindible que el corrector adquiera nuevas competencias para responder con éxito a los desafíos permanentes que su labor cotidiana le demanda”.
Al final de la reunión Leticia Arellano agradeció a los participantes su asistencia y comentó que ya están abiertas las inscripciones para el curso “Corrección de estilo en línea” que dará inicio el próximo 6 de mayo, pero aclaró que las inscripciones se cerrarán el próximo jueves 29 de abril.
El chat de la sesión se llenó de mensajes sumamente gratificantes en donde los participantes expresaron su satisfacción por la sesión:

Por Sonia Batres
 
“Aún con años de experiencia como editora, volver a las bases del oficio es -además de refrescante- importante. ¿Y qué mejor manera para hacerlo que de la mano de una compañera con basta experiencia y gran generosidad, como es Silvia Peña-Alfaro?”
 
 
Mary Rodríguez
Marbella-España
 
Una felicitación a la maestra Silvia Peña-Alfaro. Me encantó su presentación, pero entre toda su visión del lenguaje. Esa gradación de colores que plantea es sumamente original y enriquecedora.
Cordiales saludos desde Marbella.
 
 
Ixchel Mtz. Villafuerte
Directora de Alto Significado
Congleton, Reino Unido (Inglaterra)
 
El curso superó mis expectativas, ya que pensé que al ser gratuito sería muy general, pero Silvia es una apasionada de lo que hace y lo demuestra en sus clases. Nos dedicó mucho tiempo y pude aprender cosas nuevas y obtener una nueva perspectiva. Es una experta que nos enseña que el uso de la lengua puede ser flexible, dinámico y divertido.
 
¡Saludos!
 
 
 
Para cualquier información sobre el curso, pueden comunicarse con Leticia Arellano a su WhatsApp: +52 1 55 7537 8695.