Con la presencia de 150 editoriales universitarias y la organización de más de 200 presentaciones de libros, mesas redondas y conversatorios, se llevó a cabo la segunda edición de la Feria Internacional del Libro Universitario (Filuni) de la UNAM, que este año tuvo como invitada de honor a la Universidad Nacional de Colombia.
En la inauguración, el rector Enrique Graue Wiechers expuso que la feria coincide con la IX Asamblea de Rectores de la Red de Macro Universidades de América Latina y el Caribe, que agrupa a 37 instituciones de educación superior de la región y con las que se busca compartir la experiencia editorial.
La Filuni, prosiguió Graue Wiechers, surgió con el objetivo de que universidades, casas editoriales y culturales compartan sus conocimientos. En 2017, tuvo alrededor de 10 mil asistentes y se ofrecieron más de 12 mil títulos.
Ante la rectora de la Universidad Nacional de Colombia, Dolly Montoya Castaño (a quien se le entregó un reconocimiento); de la embajadora de Colombia en México, Patricia Eugenia Cárdenas, y de rectores y representantes de más de 20 instituciones de América Latina y el Caribe, Enrique Graue resaltó que la feria pretende que los estudiantes tengan acceso a conocimientos científicos, humanísticos y sociales de otras casas de estudio y conozcan puntos de vista distintos; además, que los académicos difundan sus aportaciones en otras entidades educativas y los editores compartan sus experiencias de distribución.
En su oportunidad, Dolly Montoya agradeció que su universidad, con más de 150 años de historia, sea la invitada de honor. Comentó que ésta y la UNAM son grandes proyectos culturales, arraigadas a su territorio y a la defensa de la vida cultural de sus países. “Como latinoamericanos tenemos que hacer bloque: rendimos más si trabajamos juntos”. Previamente, el coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Jorge Volpi, indicó que a la Filun asisten instituciones mexicanas, de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos y Perú. Igualmente, tiene una editorial invitada: el Fondo de Cultura Económica (FCE).
La feria, agregó, coincide también con los 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, cuya generación inició luchas que han permitido conquistar libertades y derechos ciudadanos de los que hoy gozamos. Sin embargo, apuntó, los jóvenes y líderes de ese movimiento no podrían haberse imaginado que México sería una nación profundamente más violenta que la que ellos vivieron.
Lo cierto es que el conocimiento y el arte que se generan en las universidades son herramientas esenciales para transformar nuestra sociedad y alcanzar la paz, concluyó.
A la apertura asistieron también la presidenta en turno de la Junta de Gobierno de la Universidad, Gina Zabludovsky; el presidente de la Red de Macro Universidades y rector de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, Vahan Agopyan; el director general del FCE, José Carreño Carlón; el coordinador de Relaciones y Asuntos Internacionales de la UNAM, Francisco Trigo Tavera, así como el director general de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional, Joaquín Díez-Canedo, entre otros.
* Con información de Mirtha Hernández / gaceta.unam.mx