A raíz de la convocatoria mundial de movilizaciones ciudadanas exigiendo “medidas efectivas ante la emergencia climática” que culminara con la convocatoria de una “huelga mundial por el clima” el pasado 27 de septiembre, las librerías españolas de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) informaron que quieren cumplir con su parte en este reto de necesario cambio y dieron a conocer lo siguiente que fue redactado por Juan Miguel Salvador (Librería Diógenes, Alcalá de Henares):
MANIFIESTO LIBRERO
La comunidad científica lleva décadas advirtiéndonos de las nefastas consecuencias que los seres humanos provocamos en la biosfera, y por tanto del deterioro en las condiciones que hacen posible la calidad de vida de los propios humanos. En los últimos años dichas advertencias son cada vez más alarmantes y urgen a actuar para prevenir puntos de no retorno. La ONU, a través de diversos organismos, ha emitido informes sobre el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la necesidad del cambio de dieta de la población humana, la desertización y la falta de agua potable, la invasión de plásticos en los mares, etc. En todos ellos se constata la urgente necesidad de cambiar nuestro sistema socioeconómico, basado en usar y tirar, y la forma de vida consumista de la parte rica de la humanidad (ya que otra parte importante no tiene cubierta sus necesidades básicas) si queremos seguir disfrutando de las acogedoras condiciones que nos proporciona nuestro planeta Tierra. Ya no se trata solo de respetar y valorar a las otras formas de vida, se trata de evitar el colapso civilizatorio.
Después del valioso aunque poco escuchado trabajo de las organizaciones ecologistas durante muchos años, haciéndose eco del conocimiento científico y tratando de lograr cambios hacia la sostenibilidad, por fin parece que la sociedad está empezando a tomar conciencia de la magnitud de los problemas que afrontamos. Hay cada vez más síntomas, especialmente en la actitud de las generaciones jóvenes, de que los temas medioambientales van ocupando un lugar más central en las preocupaciones ciudadanas. Uno de ellos es la convocatoria de una huelga mundial por el clima para el día 27 de septiembre, que sirva de potente toque de atención a los gobiernos y a la ciudadanía en su conjunto, y de llamada a la acción.
El mundo de la cultura, la industria del libro y las librerías no debemos inhibirnos de estos avisos. Es más, lo que nuestra actividad representa: la comunicación y transmisión del arte, la literatura y el conocimiento a través de los libros, nos obliga a asumir la responsabilidad de ayudar a divulgar el mensaje más potente y necesario que surge hoy en día: estamos en emergencia climática y ambiental, y tenemos que tomar las medidas necesarias cuanto antes si queremos evitar o al menos atenuar el desastre. Sabemos lo que hay que hacer, el problema no es tanto técnico como social. Necesitamos un cambio cultural profundo, que redefina lo que es la buena vida y que nos impulse colectivamente a afrontar el reto del cambio necesario. Este mensaje está dirigido a toda la sociedad y en todos sus niveles: individual, familiar, de colectivos y comunidades diversos, de cada actividad económica y sector de interés, de cada administración y de todos y cada uno de los poderes públicos, y sin distinción de credo, status o nacionalidad. Todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad y acometer su tarea, nadie puede hacer oídos sordos. La sociedad penalizará sin duda a quien evite cumplir su parte.
Las librerías españolas queremos cumplir nuestra parte, y para ello nos comprometemos a crear un grupo de trabajo para estudiar, con el resto de agentes de la industria del libro y en colaboración con las librerías de otros países, qué medidas pueden y deben tomarse en nuestro sector para contribuir en la tarea de disminuir el impacto de nuestra actividad sobre el medio ambiente. Creemos firmemente en el valor de lo que la cultura, los libros y las librerías aportamos a la sociedad, pero también somos conscientes de que es imperativo contribuir a la gran tarea de nuestro tiempo: encontrar el equilibrio de la humanidad con nuestro hermoso planeta.
* Con información de cegal.es