“Cuando platico con personas que desconocen nuestro trabajo, con frecuencia me preguntan si las bibliotecas y los bibliotecarios vamos a desaparecer, y todos los servicios serán remotos a través del teléfono o la computadora. En mi experiencia, estoy convencida de que esto no ocurrirá. Las bibliotecas y los bibliotecarios hemos venido transformándonos durante siglos y, aún con los avances tecnológicos que a veces nos rebasan, siempre seremos necesarios para mantener vigente la organización, conservación y difusión de la información”, expresó Ana Lilian Moya Grijalva, merecedora del Homenaje a la Bibliotecaria 2019 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), durante su discurso de agradecimiento tras recibir el reconocimiento de manos del rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, en el auditorio Juan Rulfo, que lució a su máxima ocupación.

“Las bibliotecas deben tener el dinamismo que se requiere para ser capaces de responder a las nuevas demandas de servicios y recursos; mientras, los bibliotecarios debemos asumir la imperiosa necesidad de estar actualizándonos en forma permanente para estar a la altura de las necesidades de los usuarios, de trabajar en equipo y en conjunto con las asociaciones profesionales de bibliotecarios, sólo así lograremos nuestras metas”.

Originaria de Hermosillo, Sonora, Moya Grijalva leyó su discurso, dedicado a su madre, quien el 3 de diciembre cumplió 89 años. Visiblemente emocionada y con lágrimas en los ojos, atestiguó los testimonios de gente cercana a ella, quienes recordaron cómo es que a sus 19 años descubrió el fascinante mundo de las bibliotecas.

Antes de eso, Sergio López Ruelas, coordinador del Sistema Bibliotecario de la Universidad de Guadalajara, le dedicó unas palabras en las que habló en el mismo sentido sobre la importancia que tienen los bibliotecarios como difusores del conocimiento, además de la labor de formación de Moya Grijalva en su estado natal.

“Me gustaría hacer una alusión a una frase de Robert Darnton, uno de los especialistas mundiales en la historia del libro y la cultura, y quien durante muchos años fue el director del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Harvard, quien alguna vez señaló que si todos los edificios de la Universidad colapsaran, pero prevaleciera el espacio que alberga a la biblioteca, entonces, con toda certeza, podríamos decir que aún tendríamos Universidad. “Evocando esta hermosa reflexión, si seguimos contando con profesionales como tú [dijo a Ana Lilian], podemos estar seguros de que aún tendremos bibliotecarios”, afirmó López Ruelas.

Antes la directora de la FIL, Marisol Schulz Manaut, dio la bienvenida al homenaje, dando una mención especial a la familia de la galardonada, quienes estaban presentes entre el público.

* Con información de fil.com.mx
* Ana Lilia Moya Grijalva recibe el Homenaje al Bibliotecario de la FIL. Foto: udg.mx