8_Encuentro libreros y bibliotecarios.jpeg

 

  • Al inaugurarse el X Encuentro Nacional de Libreros-Editores, se informó que el próximo año se organizará un foro para crear políticas públicas sólidas de protección al sector

El próximo año, la Secretaría de Cultura realizará un gran foro en el que se analizarán propuestas para crear políticas públicas sólidas de protección al sector de las librerías y los libreros, anunció la directora General de Publicaciones, Marina Núñez.

Al inaugurar el X Encuentro Nacional de Libreros-Editores que, en el marco de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) 2017 se realizó bajo el lema ‘Libros en todos los caminos’, destacó que las librerías son espacios de acceso a la lectura que es necesario reforzar.

En este foro, efectuado el pasado 17 de noviembre en el Museo Nacional de Antropología, indicó que la Secretaría de Cultura ya trabaja de la mano de la Asociación de Libreros Mexicanos y de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), para fortalecer las librerías y que no desaparezcan.

Núñez aseguró que México tiene una gran deuda con las librerías, toda vez que las grandes cadenas de ventas de libros no llegan a los lugares en los cuales muchos de los libreros sí están presentes.

Recordó que las librerías son espacios idóneos para potenciar la lectura, por ello es necesario implementar acciones a fin de evitar su desaparición, pues a pesar de que son un negocio, se deben proteger. En este contexto, dijo, el próximo año se organizará un foro para crear políticas públicas sólidas de protección a este sector.

La funcionaria de la Secretaría de Cultura consideró que aún se debe arraigar en los lectores la necesidad de adquirir libros, para consolidar a México como un país de lectores, con una sociedad crítica.

Por su parte, el presidente de la CANIEM, Carlos Anaya, precisó que este encuentro justamente destaca el papel que los libros y los editores deben jugar en la vida social del país para llegar a todos los rincones.

Por ello, dijo, se deben quitar las trabas que impiden el desarrollo de las librerías, que son el principal espacio de acceso al libro, y permitir que estén en todos lados, ya que se trata de lugares en que los visitantes pueden acceder a otras visiones del mundo.

Sin embargo, reconoció que aún falta una mayor profesionalización en el sector, a fin de estar en condiciones de brindar una mayor calidad en el servicio, todo en beneficio de los lectores.
En este sentido, exhortó a los asistentes al X Encuentro Nacional de Libreros-Editores a visitar la FILIJ que es el único espacio donde se pueden conocer los catálogos completos de las editoriales y toda la oferta de libros de corte infantil y juvenil.

En este encuentro, que se celebró en el marco de los 10 años del Comité de Libros Infantiles y Juveniles (COLIJ) de la CANIEM, los asistentes disfrutaron de una amplia serie de actividades como la conferencia magistral a cargo del español Gonzalo Moure, quien habló de migración y poesía.

También se realizaron talleres, conversatorios sobre fomento a la lectura en torno a la diversidad cultural, además de la presentación de las novedades editoriales 2017 del COLIJ en el que actualmente participan 32 editoriales, asimismo, el jueves 16 de noviembre, estas mismas actividades se realizaron durante el VIII Encuentro de Bibliotecarios; ambos encuentros tuvieron gran asistencia en el salón Tláloc del Museo Nacional de Antropología e Historia.
* Con información de la Secretaría de Cultura