• El libro de papel resiste

    De acuerdo con datos proporcionados por Paula Corroto, el 2017 mostró que el papel resiste dado que la venta de ebooks sólo representó el 5.1% de todo el sector, es decir, unos 115 millones de euros de los 2,317.2 millones de euros que movió la industria en 2016, según datos oficiales de la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE). Al respecto, su director ejecutivo, Antonio María Ávila, indicó que “ha habido un cansancio digital. En el mercado norteamericano, que es donde más había crecido, se ha desplomado. En España sigue creciendo, pero poco”, quien agregó que “el papel resiste porque es muy difícil encontrar algo tan cómodo para leer. Es un tipo de lectura distinta que no te cansa tanto como la pantalla”.

  • Nuevo protocolo sobre gestión de códigos de barras en libros

    Las Normas para la Mejora de la Cadena de Suministro de Libros (CSL) son protocolos de mínimos acordados por representantes de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE) y Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), para tratar de optimizar los procesos en la comercialización del libro. Hasta el momento se han desarrollado 11 normas. La última en incorporarse es la que hace referencia a la gestión de códigos de barras en libros. Se trata de un protocolo referido a la gestión por parte del editor respectivo de los códigos de barras que se incluyen en cada ejemplar, para facilitar los diferentes procesos en la comercialización del libro.

Páginas